Ortocen Clínica del Pie

charito 2012El amor más grande y puro que pueda existir en éste, mi mundo, es el que una madre siente por su hijo, incomparable a cualquier otro, incluso al de los hijos por su madre, creo yo.

No soy madre, sólo llego a padre; a pesar de mi posición, a pesar del amor que disfruto de mis hijas y que yo les profeso a ellas, no alcanzo a explicarme el placer que pueda dar una caricia mía a mi madre. Sin embargo, la dulzura con que la acepta, la tranquilidad que le produce, el regocijo que disfruta, y el brillo que renace en sus ojos cada vez que recibe mi cariño, no tienen parangón con premio alguno.

Feliz día a todas las mamás en este día, y feliz sea su singladura por el proceloso año venidero, donde habrán de continuar velando por nosotros, pues así es su oficio, evitando cada escollo de nuestro camino con su consejo, su caricia o su reproche amoroso. Seguid cuidándonos, arrullándonos cerca o lejos, es vuestro sino, es mi dicha. A cambio, continuaré dándote disgustos y alegrías, sonrisas y desdenes, pero siempre, seguirás dirigiendo mi futuro, a lo que te comprometiste contigo misma al engendrarme, al enlazar tu presente con mi futuro.

Gracias mamá

Tu “cascarrabias”