Ortocen Clínica del Pie

pie descalzo 2Quizás sea muy bueno que los dedos reciban aire puro, pero vigila dónde plantas el pie descalzo.

El hongo puede deslizarse de modo sigiloso dentro de la piel si uno camina en la superficie equivocada. Si sus pies empezasen a picar, o ve aparecer un rasguño rojizo, quizás esté ante un “pie de atleta”. (Que es una infección en el pie, y no la extremidad de un deportista)

Por el contrario, si es usted cuidadoso con sus pies al aire, es mucho mejor airearlos que mantenerlos “cocidos” y húmedos, comprimidos en calcetines y zapatos.

El ir descalzo es lo mejor para mantener secos los pies, mantenerlos en un lugar húmedo, atrae a las infecciones por hongos y al pie de atleta.

Otro problema que aparece con el calor ambiental de la Primavera y Verano es el de los hongos de las uñas en los pies. Las uñas llegan a ponerse gruesas y descoloridas.

Los hongos prefieren a las uñas de los pies antes que a las de las manos. Aparecen donde haya una pequeña rotura de la uña que pueda facilitar el camino para la invasión del hongo. Podrían prescribirle un antifúngico oral con una buena fila de contraindicaciones y efectos secundarios, sin profundizar en la poca confianza que suelen darle al antibiótico como sanador de ésta infección.

En fin, sabemos que no se trata de algo que responda bien al tratamiento, no llega mucha sangre tan lejos del corazón a partir de ciertas edades, así que resulta difícil de erradicar.

El pie de atleta sí que es más sencillo de tratar. En los casos fáciles, el farmacéutico tiene productos que resuelven el tema, se aplican sobre la piel. Cuando no llegan a la solución, el paciente se acerca a nuestra consulta por ver otras opciones más efectivas, incluidos los antibióticos en los casos más importantes.