Ortocen Clínica del Pie

 ¿Qué es el solsticio de Verano e Invierno?

El solsticio de Verano, es el momento cuando el Sol está en su punto más alto o más al norte en el cielo, por lo tanto habrá muchas horas de luz en ese día. A estos días extremos en la posición del Sol, se les llamó solsticios de Verano e Invierno. Los cuales ocurren los días 21 de junio y 21 de diciembre respectivamente. Estas fechas corresponden al hemisferio norte, pues en el sur es lo contrario.

También es importante aclarar que las fechas mencionadas son las típicas; pero puede ser que en un año determinado caiga un día antes o después, debido a las irregularidades del calendario, como los años bisiestos.

Cuando el Sol alcanza su punto más al norte en el cielo, comienza su camino o declinación hacia el sur. Esto significa que los días se hacen más cortos, hasta el solsticio de Invierno que es el 21 de diciembre cuando el sol se oculta más al sur.

Para disfrutar y representar esos días se construyeron obras o señales monumentales, como Stonehenge en Inglaterra (motivo que ilustra éste artículo), que es uno de los más famosos monumentos prehistóricos del mundo.

Aunque no se conoce a ciencia cierta su fecha de construcción, los científicos estiman que ocurrió cerca del año 2800 a. C. Lo cierto es que si uno se coloca en el centro del monumento, precisamente al amanecer del día más largo del año y mira en dirección a una piedra denominada “Heel Stone”, en seguida ve que el sol saliente del horizonte queda perfectamente encuadrado entre las aberturas de los megalitos… ¿Una casualidad?

La celebración de San Juan y el solsticio de Verano

El 21 de junio (solsticio de Verano) señala la entrada del Verano y se celebra la mágica noche de San Juan (la noche más corta del año), que es una fiesta antiquísima celebrada por muchas culturas.

Pero en España lo celebramos el 23 junio; porque la Iglesia asoció esta fiesta pagana al nacimiento de San Juan Bautista. Por eso, se le conmemora celebrando el día de su nacimiento, teóricamente a medianoche del 23 al 24 de junio, y es el único santo del cual se conmemora su nacimiento y no su muerte.

Lo interesante es que pocos tienen conocimiento de sus raíces paganas, que son tradiciones y rituales vinculados a la naturaleza y al ciclo de las estaciones. La celebración de San Juan es donde los agricultores piden por la fecundidad de la vida (de la tierra y los hombres) dan gracias por el Verano, las cosechas, y por disponer de más horas para cumplir con sus labores.

En casa, alguna vez llamada “La leñera” por la abuela Benita, el lugar dónde mis padres nos llevaban a pasar los fines de semana en las estribaciones de la Sierra Pobre madrileña, se esconde entre jaras y pizarra el villorrio de Patones. Es aquí donde el diseñador de las ilusiones familiares, el dibujante de sueños y pesadillas de nuestros lares, Enrique, ha desgranado con infinita paciencia y pericia su sin par idea de la existencia en este nuestro mundo. Es por tanto donde volverá a permitirnos el deleite de la continuidad entre idea y obra, al haber conciliado la celeste coincidencia con la Arquitectura Doméstica en nuestra casa de Patones.

Entre el miércoles y el sábado, Enrique habrá recibido, en su “Stonehenge” a todos los familiares, amigos, y admiradores; sus clientes (del latín cliens) según el decir de los romanos. Violín solista y orujo gallego.

 

Así que ¿Ya sabes qué harás esta noche? ¡Hasta luego!