Ortocen Clínica del Pie

de aguja 1Los “Toe Jobs” alcanzan la popularidad entre las amantes de los tacones de aguja.

Los tacones de aguja altísimos puede que estén en “tendencia”, pero el dolor que son capaces de producir está también, por las nubes.

Juanetes, uñas encarnadas y pies embarazosamente desfigurados, son sólo algunos de los riesgos crónicos a los que se exponen las “fans” de estas “empalizadas”; y algunas mujeres ya han tenido lo suficiente.

No están renovando sus armarios zapatero, sin embargo, lo que están modificando es sus pies.

Los “screenings” entre los profesionales del pié sugieren que se han duplicado las cirugías cosméticas realizadas en los pies en el último año.

de aguja 5El Daily Mail proclama que los peticionarios de inyecciones de colágeno en las almohadillas de los dedos, los talones y las “bolas” de los pies en particular; se han disparado hasta el 21% respecto al año pasado en el Reino Unido, solamente.

El procedimiento, que es casi indoloro, se usa para crear "un efecto de almohada en el pie." Esto alivia algo del malestar que puede provenir de usar tacones altos.

Una clínica en el Reino Unido cobra aproximadamente 400 euros al cambio por la técnica, y dicen que dura unos seis meses.

En nuestra experiencia, los resultados vienen siendo prodigiosos, claro está que se precisa una estricta selección del paciente, y supongo que ello depende de cada uno; pero, si se elige con cuidado tienen efectos asombrosos. También es cierto que nuestros pacientes en Ortocen, son tanto jóvenes que buscan pronta resolución de problemas puntuales, como mayores donde el callo “mortifica” de tal manera que impide salir a la calle, habiendo de renunciar a algo tan determinante para esta fracción poblacional como el “caminar para vivir”. Lo pasmoso es que actúa “ipso facto” y el resultado se aprecia de inmediato, según nos confiesan.

¿Cuál es su opinión sobre la cirugía cosmética del pie? ¿Le compensaría un “toe job” para no abandonar los tacones?

¿Alguna vez se plantearía realizarse una cirugía cosmética del pie?

  1. ¡Desde luego! suena muy bien.
  2. Sólo si fuera absolutamente necesario para seguir utilizando mis tacones.
  3. Si fuera gratis, tal vez.
  4. De ninguna manera, yo nunca elegiría voluntariamente el someterme a una cirugía con fines estéticos.
  5. No estoy segura.