Ortocen Clínica del Pie

Correr en una zapatilla buena, que se ajuste bien a mis pies y zancada, puede ayudarme a evitar lesiones, especialmente en carreras de larga distancia como los maratones. Si hubiera sido yo un “pistero”, cualquier cosa hubiera valido para hacer mis series de esa tarde, sin embargo, cuando hablamos de “fondo”, las cosas ya no son iguales.

Cuando llega el momento de seleccionar la zapatilla ideal con la que correr, las opciones pueden parecernos abrumadoras,  y la terminología por sí misma, es lo suficiente para decirse “tierra trágame”.

"Puede ser un poco intimidante cuando eres nuevo en esto del correr y buscas unas zapatillas” A lo largo de mis 30 años corriendo, he visto lo complejo del acto, y lo importante que resulta hacer el proceso de la elección tan sencillo como sea posible.

No es asunto baladí, es importante porque el que una zapatilla se ajuste correctamente será esencial para evitar lesiones. Y buscamos la diversión en el correr, no los contratiempos.

"Hay un montón de maneras de hacerse daño al correr, pero no tener un calzado adecuado que te soporte del modo correcto puede producir tensión excesiva en el cuerpo, muchos pacientes desarrollan lesiones como las tendinitis de Aquiles y las fracturas por estrés debido a zapatillas poco precisas en su ajuste o desgastadas por uso extraordinario.  de los zapatos con ajuste deficiente o muy usada.

Como corredor que fui, puedo ponderar la importancia de un buen calzado bien ajustado a las necesidades. Te puedes poner la ropa que quieras, pero has de calzar la mejor zapatilla. Ella es “el equipo”.

CÓMO ANALIZARSE UNO MISMO

Si eres nuevo en esto de correr, o nadie nunca te ha aconsejado al respecto, quizás te pueda beneficiar yo, señalándote el camino; busca un análisis de la marcha que te puede hacer un experto, podólogo o médico deportivo. Elige después una tienda respetable, quizás aceptando el consejo de los amigos corredores experimentados, y huye de las ofertas en “webs” comerciales.

Incluso si en el pasado te han medido las características de tus pies, tanto los modelos de las zapatillas como  las medidas de los pies pueden haber cambiado. Con la edad o cambios en el peso, los pies también pueden aumentar de tamaño.

Cuando empecé yo a correr no había la enorme variedad de posibilidades que nos ofrece el mercado ahora, y además, las descripciones de los fabricantes no se realizaban en el mismo idioma, cada quien “bautizaba” las características de su zapatilla con su propio nombre; lo que al cabo de la calle, te sumía en un mar de confusiones.

De acuerdo con mis mayores en la profesión, y con mi experiencia de muchos años corriendo 100 kms semanales, los corredores generalmente buscan una talla más que la que usarían en calzado de calle; en este mundo del atletismo, todos saben que durante la carrera, a partir de la primera hora, el pie va a hincharse un poco, el atleta empezarán a notar la presión de los cordones que no sintiera cuando se las ponían antes de la carrera; en prevención de los problemas que esta presión pudiera acarrearle, es costumbre que se compre una talla mayores las zapatillas.

Es muy frecuente que ambos pies no midan exactamente lo mismo. Los avispados que se percatan de esta realidad, suelen elegir el calzado para satisfacer al pie más grande.

Amable lector, le sugiero que elija siempre una talla (o dos) mayor que la del calzado convencional. Su pié va a querer “pasearse un par de milímetros" dentro de la zapatilla, es cuasi imperceptible, a veces echará la culpa de tal sensación a la almohadilla que produce el tejido del calcetín, no importa, el caso es que esa “permisividad” en la anchura, se convierte en libertad para la zona de los dedos, allá delante. Yo le aseguro que todo ello repercutirá en una mejor sensación de la pisada durante la carrera. Por último, la inflamación, que por necesidad va a ocurrir, encontrará alojo en la zapatilla, evitando, muy probablemente, la aparición de las dolorosas ampollas. Supongo que algunos todavía disienten. Presumo que sea por vanidad.

¿CUÁL ES TU TIPO?

La mayoría de las zapaterías deportivas usan algun tipo de dispositivo para medir la longitud, el ancho y el arco del pie. Los tipos de arco son un asunto primordial en el mundo del calzado, hay tres tipos principales: bajo, normal y alto. Los corredores con un arco bajo, también cosificado como un pie plano, tienen un pie  ancho y recto. A menudo “pronan” (de pronar, pronación) , lo que significa que su pie golpeará en el suelo con la parte externa del talón y girarán hacia adentro el pie excesivamente. Los corredores con este tipo de arco presentan un desgaste excesivo en el lado interior del “tacón” en las zapatillas. Los corredores con un arco normal pronarán lo normal y no van a necesitar el apoyo suplementario que precisan los corredores con arcos bajos o altos. Por último, los corredores con arco alto tienen un pie estrecho, curvo y, a menudo no pronan, a esto se llama “supinación”, aquí el talón golpea con la zona exterior propiamente, pero impide el giro hacia adentro del pié. Los que tienen este tipo de arco, a menudo van a encontrar un desgaste excesivo en el borde exterior de sus zapatillas (en especial, de la parte de atrás).

"Si el vendedor no te interroga sobre tu actividad deportiva o lo que pretendes comenzar, búscate un lugar diferente para comprar tus zapatillas". Para lograr la complicidad del vendedor, llévate tus zapatillas viejas con las que estás corriendo hasta ahora, así estarás dando testimonios al vendedor, ya que la vieja zapatilla tiene su historia escrita sobre sí misma, y puede contar mucho sobre las argumentaciones que lleves al comercial sobre el estilo de carrera, el terreno que usas y la adaptación de tus pies a la carrera.  

¡Pruébalo!

Estás confuso acerca de las categorías en el calzado del  fabricante? ¡Estás en buena compañía!. "La industria acaba de “mejorar” un montón de palabras para describir sus líneas de calzado". "Cada fabricante tiene su propio significado para los términos."

Hay tres categorías comunes entre los fabricantes: el almohadillado, la estabilidad y el control del movimiento. El almohadillado, también llamado neutro, está diseñado para un pie estable con pronación normal. La estabilidad ofrecerá un material denso en el interior de la zapatilla siendo lo mejor para la pronación. El control de movimiento está compuesto por un material más denso que a menudo está reforzado para tener más estabilidad en la pronación excesiva. Estas características varían entre los fabricantes y los estilos, sin embargo, deben tenerse en cuenta al evaluar la horma de la zapatilla, la “forma” de la zapatilla.

En los comercios encontrarás varias marcas diferentes, "Algunas marcas favorecen en sus hormas a los pies anchos, otras a los estrechos; hay que tenerlo en cuenta a la hora de la decisión. Cuando se me pregunta por tal o cual empresa de calzado deportivo, suelo aconsejar aquellos donde se te permita correr en una cinta un rato sobre tus posibles “nuevas” zapatillas de entrenamiento.

Una vez me dejaron hacerlo en el aparcamiento del lugar, me pareció un gran “argumento de venta por parte de ellos”.

No se te vaya de la cabeza que lo bueno es probar varios antes de elegir. “No te preocupes, nadie te está juzgando” Los pies son únicos, y al igual que cuando compras una gafas, has de probar las distintas opciones antes de decidirse por un par.

Y recuerda, el precio no lo es todo.

"La gente dirá: 'Quiero la mejor zapatilla” Pero no es mejor  la más cara, se trata de la forma y adaptación para la función que se esté buscando.

Puedes llevar la ropa que quieras, pero tienes que tener el mejor calzado. Eso es lo esencial del equipo.