Ortocen Clínica del Pie

En tiempos, cuando empezaba a correr en pista, mi amigo y entrenador de entonces, Boni, de Bonilla, me estuvo enseñando a pasar vallas. Nada hay más complejo que pasar vallas en atletismo, o así me parece a mí. Un pertiguista o un saltador de longitud, seguro que tienen su opinión, pero ese no es el tema.

Cuadrar los pasos para acometer cada valla, medir el esfuerzo hasta llegar a la próxima, habiendo guardado de los anteriores pasos, con el fin de llegar a los últimos metros con algo de confianza y los restos de tus exiguas fuerzas, y encima, haber de echar los brazos atrás para que el pecho se adelante algún milímetro en la meta.. era terrible.

Pongo, en adelante, algunos comentarios técnicos de los que el amigo del vídeo se ha procurado durante muchos años hasta llegar al triunfal momento de la grabación presente. Curiosamente esto tuvo lugar en una pista donde yo había competido hace unos años, en Tampere, 150 km al norte de Helsinki (ni llegué a la final...).

Las pruebas de vallas son carreras de velocidad en las que los competidores deben superar una serie de diez barreras de madera y metal (o plástico y metal) llamadas vallas. Las carreras de vallas al aire libre más populares, para hombres y mujeres, son los 110 m vallas, que se corren con las denominadas vallas altas; los 400 m (con vallas intermedias) y los 200 m, con vallas bajas. Lo que yo entrené aquella temporada fue el 400, pero con vallas bajas, por aquello de la veteranía nosotros las pasábamos a 76 cm...

En todas las distancias hasta los 110 m inclusive, la primera valla está a 13,72 m de la línea de salida y el resto de las vallas están separadas 9,14 m; la distancia desde la última valla hasta la meta es 14,02 m.

Una buena forma de pasar (algunos dicen saltar) vallas consiste en afrontarlas desde lejos y salvar las barreras suavemente sin romper el ritmo de la zancada, por esto los expertos lo llaman "pasar", no quieren percibir salto alguno sobre la valla. La primera pierna que pasa la valla vuelve a la pista de forma rápida; la otra pierna, mientras tanto, supera la valla casi en ángulo recto con respecto al cuerpo. Gran velocidad de carrera, flexibilidad y una enorme coordinación, son elementos importantes para tener éxito.

Los calentamientos eran eternos. Al principio estáticos, sobre todo estiramiento del tren inferior comenzando de abajo a arriba: tobillos, rodillas.... seguido de un estiramiento general de todo el cuerpo. Después se realizaría un calentamiento dinámico ejercitando el tren superior.

A continuación del calentamiento se realizarán 5 minutos de carrera continua. Seguida de los ejercicios:

  • Estirar aductores en el suelo con pierna extendida y otra flexionada.
  • Rebotes sobre pierna flexionada adelante y la otra extendida atrás.
  • Posición de planchas, una pierna extendida y otra flexionada, cambio.
  • Posición de planchas, las dos piernas flexionadas, estirar.
  • Sentadillas (malditas).
  • Sentadillas con peso del compañero, o lastres en mi solitario caso.
  • Tumbado, flexión de piernas con peso del compañero.
  • Botes de piernas con balón medicinal 3 Kg.
  • Trote o carrera arrastrando compañero, si lo encuentras.
  • Trote o carrera con compañero agarrado a los pies. (ni lo pienses)

Y ahora llega la rutina diaria, pero eso es de otro día.