Ortocen Clínica del Pie

corriendo en la playa¿Son las zapatillas minimalistas las verdaderas responsables de las lesiones entre los corredores que las usan?

¿Se nos ha olvidado la pronación? Con toda la publicidad que rodea a los zapatillas minimalistas, la preocupación se ha desplazado desde el control del movimiento hacia la simple evitación de los calzados minimalistas. Esto ha sucedido no porque los zapatillas minimalistas no controlen el movimiento, sino que, simple y llanamente, podrían ser causa de lesiones.

Los detractores de las zapatillas minimalistas centran su argumentación en el hecho de que estos calzados no son de apoyo y no ofrecen control de movimiento para los corredores. Sin embargo, la mayor parte de la literatura reciente que se ha publicado en relación con los calzados y las lesiones minimalistas, no se centra ya en la pronación o la estructura del pie. Estos nuevos estudios demuestran que no hay una relación directa entre el tipo de pie y la excesiva pronación, o la falta de control del movimiento. Los tres artículos que refiero a continuación, señalan todos ellos a las lesiones por uso excesivo como las conducentes a posibles fracturas de esfuerzo, o edema óseo.1-3

En los casos clínicos de Cauthon y sus colaboradores donde se estudiaban las lesiones ocurridas en el uso de zapatillas minimalistas, los expertos pusieron en valor que los tres pacientes revisados "habían cambiado inmediatamente a los zapatillas minimalistas sin periodo de transición alguno".2 En el estudio de 36 corredores populares experimentados de Ridge y sus colegas, observaron que 10 de los 19 corredores que habían pasado más gradualmente a las zapatillas de correr Vibram Fivefinger durante el periodo de 10 semanas, tuvieron aumentos en el edema de médula ósea en, al menos, un hueso.1  Yo pienso que ese aumento del edema en la médula ósea es una respuesta normal al gradual incremento de la tensión/esfuerzo/carga sobre el pie. Quizás esperaría hasta observar la adaptación del hueso con el paso del tiempo.

(En nuestro trabajo clínico con los pacientes de los que sospechamos una fractura de estrés, y en quienes no se ve la formación de callo óseo en las radiografías simples inmediatas, cuando en el tiempo se nos aporta su estudio por Resonancia Magnética, en adelante RM, llegamos a observar edema óseo, y lo categorizamos como una fractura de estrés. Tendríamos que preguntarnos si estamos viendo realmente una fractura de estrés en la RM o tal vez reconocer que los hallazgos de la RM son una respuesta normal a un mayor estrés en el mediopié. ¿Deberíamos tratar estos casos más de un punto de vista clínico, en vez de seguir usando el punto de vista radiológico?)

En más de 35 años viendo corredores en Ortocen he podido revisar todas las variables en los tipos de pie: pies planos, arcos gigantes  y pies normales. En sus radiografía veo como muchos han superado una lesión o varias, sin plantillas ortopédicas o zapatillas con control de movimiento.

El enfoque actual sobre el calzado se ha convertido en algo muy mal interpretado. Regularmente veo pacientes con un arco normal, y que me vienen utilizando plantillas y zapatillas de running con control de movimiento, y que aún se quejan de dolores. Por desgracia, muchos expertos olvidan explicar a los pacientes-corredores los patrones de marcha y carrera, y también los de los entrenamientos y disciplinas.

En mi experiencia, la puesta a punto incorrecta y los regímenes de entrenamiento son a menudo la causa de las lesiones del correr minimalista. Soy consciente de que otras variables pueden jugar su papel, pero que podríamos reducir significativamente la tasa de lesiones cada año entre los corredores si pudiéramos desviar la atención de las zapatillas. Con demasiada frecuencia, los pacientes en mi consulta me reconocen haber alternado sus zapatillas con otras por arreglar una lesión, y ello no ha tenido resultados positivos.

Yo soy un entusiasta de los estiramientos, una tabla de estiramientos adecuada a la actividad específica que desarrolle el atleta, tabla para hacer antes y después

En este blog en inglés(www.drnicksrunningblog.com) se comentan muchas cositas sobre la transición del calzado normal al minimalista.

Referencias bibliográficas:

  1. Ridge ST, Johnson AW, Mitchell UH, Hunter I, Robinson E, Rich BS, Brown SD. Foot bone marrow edema after a 10-wk transition to minimalist running shoes. Med Sci Sports Exerc. 2013; 45(7):1363-8.
  2. Cauthon DJ, Langer P, Coniglione TC. Minimalist shoe injuries: Three case reports. Foot (Edinb). 2013 May 10 (epub ahead of print) doi:pii: S0958-2592(13)00018-7. 10.1016/j.foot.2013.03.001.
  3. Giuliani J, Masini B, Alitz C, Owens BD. Barefoot-simulating footwear associated with metatarsal stress injury in 2 runners. Orthopedics. 2011 7;34(7):e320-3.


01 de agosto 2013 a las 14:14

Bill Duncan dice:

"En mi experiencia, la formación física inadecuada y los regímenes de entrenamiento son a menudo la causa de las lesiones del correr minimalistas."

Creo que tienes toda la razón y que confirma lo que mi quiropráctico me dijo hace un par de semanas. Fui a verlo cuando me vino una fascitis plantar en mi pié derecho desde que comenzase a entrenar en las zapatillas minimalistas (4 mm de caída). Corrí con ellas dos veces una semana (3 km. cada día) y caminaba en ellas un poco más. Después del primer día,  estaba muy dolido. Tras el segundo entreno, lesionado.

Le dije a mi quiropráctico que estaba tratando de cambiar a zapatillas minimalistas para ayudar a fortalecer mis pies planos, y por ende, mejorar la forma. Me respondió que yo necesitaba fortalecer mis pies planos primero, y luego empezar la transición; de lo contrario debería quedarme en  las zapatillas de control de movimiento, o sufrir las consecuencias.

Responder a éste comentario.