Ortocen Clínica del Pie

Luna 1Se llama así a la fiesta de la contemplación de la luna llena

La fiesta de la luna llena, por lo general, se lleva a cabo el día 15 del octavo mes del calendario lunisolar japonés tradicional, por facilitarlo un poco, en la primera luna llena de Otoño en Japón. Estos días caen normalmente en Septiembre y Octubre del calendario solar moderno (para que nos entendamos…)

La tradición se remonta a la era Heian, de hace unos 1500 años, y provenía de China. Según los chinos, ese día pueden verse corretear a los conejos por la Luna. Tal creencia de la colonización de la Luna por los conejos viene del Budismo, y ello, a su vez, de la India, transmitida a China y adaptada como “Festival de la Luna”; y por último, se volvió a transformar en Japón como “Tsukimi”.

En Japón mantienen que lo que el conejo hace es amasar mochi (dulce de arroz) con un mazo. A este proceso lo llaman los japoneses “mochitsuki”, que resulta coincidir con la fonética de “Luna llena” en japonés.

En la celebración del Tsukimi se juntan familiares y amigos al aire libre donde pueda verse la Luna con claridad, preparan bolitas de “mochi”. También se presentan ramitas de Suzuki y fruta, castañas, sake o boniatos (gustos varios). Todo esto se pone a la luz de la Luna como ofrenda a los Dioses, para agradecer la cosecha de arroz del Verano.

Algunas personas repiten las actividades varias noches después de la aparición de la luna llena en el octavo mes lunisolar, como dijimos antes. Puedes pedir deseos, se toma té y se toca y escucha música con koto o shakuhachi, en una noche única e inolvidable (yo supongo que mi vieja bandurria también vale).

Luna 2Las celebraciones del Tsukimi incluyen decoraciones florales (susuki) y el comer albóndigas de arroz llamadas Tsukimi dango, con el fin de celebrar la belleza de la luna. Los productos de temporada también se muestran como ofrendas a la luna. Las patatas dulces se ofrecen a la luna llena, mientras que las judías o las castañas son ofrecidas a la luna creciente del siguiente mes. Los nombres alternativos de las celebraciones, Imomeigetsu (literalmente "luna de la cosecha de patata") y Mamemeigetsu ("luna de la cosecha de la judía") o Kurimeigetsu ("luna de la cosecha del castaño") se derivan de estas ofrendas.

Las fiestas dedicadas a la luna tienen una larga tradición en Japón. Los miembros de la clase aristocrática buscaba la realización de fiestas para ver la luna a bordo de embarcaciones con el fin de ver el reflejo de la luna en la superficie del agua. La escritura de la poesía tanka era también un elemento de este tipo de fiestas de observación de la luna a mediados del Otoño.

Este finde “rascaré bandurria” y entonaré “La aurora”, como en los tiempos de tuno-tunante, frente a la Luna Lunera; buscaré en el cielo la fiesta de los promiscuos conejos, con tintorro.

¡Y a ver qué pasa con mis cosechas!