Ortocen Clínica del Pie

Calzado 1Los secretos que a muchas mujeres les gustaría desvelar respecto a sus pies.

Cada día miles de mujeres se hacen esa pregunta cuando comienzan a dolerles sus pies. ¿Son mis zapatos o mis pies?

Mi respuesta a esa pregunta es: ambas afirmaciones son correctas. Después de treinta y cinco años de oficio he llegado a la conclusión de que, en razón a la forma del pie y a todas las curvas y bultos que hay en él, tan culpable es un zapato incómodo como llevar otro demasiado estrecho, pequeño o alto. Así que cuando mires en tu armario zapatero,  comienza a etiquetarlos como "asesinos " o " cómodos " en función del estilo. Todo el mundo sabe que los vestuarios, entornos de trabajo, acontecimientos especiales y las ocasiones, dictan el estilo del calzado. Es evidente que a veces una tiene que sonreír y aguantar mientras está en la situación, con la esperanza de que el estilo del calzado propio o las prominencias de nuestros pies no nos lleven a la parálisis.

Los problemas que crean la ansiedad máxima en las mujeres cuando se calzan son esos pequeños y molestos bultitos como los juanetes, los dedos en martillo y los espolones que se desarrollan y permanecen en el pie durante un largo período de tiempo. Es por eso que los pies,"de repente", empiezan a molestarte en un par de zapatos que antes siempre eran muy cómodos. A menos que haya habido un accidente traumático en los pies, donde se hubieran roto huesos, las zonas amenazantes se han formado como respuesta al constante roce y fricción contra la parte superior, la puntera y la “caja” de los zapatos . Por desgracia, incluso las mujeres con pies "perfectos" y zapatos que les queden bien, a menudo no escapan a los malos “genes del pie" así que casi todo el mundo es vulnerable. Sí , los problemas de los pies son hereditarios. ¡Gracias, mamá y papá!

De cualquier manera hay algunas formas de hacer que los zapatos te queden mejor en el pie, prueba a meterlos en la horma;  otra manera de afrontarlo es la cirugía correctiva del hueso. La compra de zapatos de una talla mayor, un tamaño más grande para tratar de resolver el problema, puede conducir a otros inconvenientes en los pies, como los calambres en el arco y las ampollas por exceso de espacio libre en el zapato, que estarán permitiendo un movimiento excesivo.

Hay muchas opciones disponibles para que tanto tus zapatos como tus pies lleguen a estar más cómodos, así que no te des por vencida tratando de encontrar formas de resolver esos problemas. Ciertos estilos de zapatos, tales como los zapatos con punta abierta, sin talonera, tacones, cuñas y sandalias pueden eliminar una serie de quejas de una, dando a los pies más espacio para “respirar”, cuando el tiempo lo permita.

La colocación de suaves revestimientos internos en tus zapatos cerrados puede amortiguar la carga en la “bola” del pie, y rellenar el espacio, si los zapatos quedasen demasiado amplios. Los soportes para el arco que se pueden pegar en la zona del arco de los zapatos abiertos o cerrados, pueden aliviar la presión sobre la parte anterior del pie, evitar que el pie se deslice hacia adelante y crear un apoyo debajo del arco.

La simple adición de elementos como estos para los calzado de moda, van a resolver muchos de los aprietos de pies y calzado que la mayoría de las mujeres señalan también cuando se quejan de los problemas que tienen con sus pies en el uso de los zapatos de vestir.