Ortocen Clínica del Pie

Bebe EEGDe este modo se ha confirmado que con tan sólo 20 minutos de ejercicio moderado tres veces a la semana durante el embarazo, mejora el desarrollo del cerebro del bebé, como han señalado los investigadores de la Universidad de Montreal y el Centro Hospitalario Universitario Sainte-Justine.

Estos hallazgos podrían afectar durante toda la vida. "Nuestra investigación muestra que el ejercicio durante el embarazo mejora el desarrollo del cerebro fetal, dice el Dr. David Ellemberg, quien dirigió el estudio. La investigación en animales había dado resultados similares, pero este es el primer ensayo clínico aleatorio con seres humanos con el fin de medir objetivamente el efecto directo del ejercicio durante el embarazo sobre el cerebro fetal. Esperamos que estos resultados orienten las intervenciones de salud pública y la investigación sobre la plasticidad del cerebro. Por encima de todo, esperamos que este descubrimiento alentará a las mujeres a cambiar sus hábitos, ya que el mero ejercicio durante el embarazo puede cambiar el futuro de su hijo. "El Dr. Ellemberg, su colega Daniel Curnier, profesor y Elise Labonté LeMoyne, doctorando, presentaron sus hallazgos hoy 11 de Noviembre, en la Conferencia de Neurociencia 2013, en San Diego.

Hasta no hace mucho tiempo, los obstetras mantenían que las mujeres embarazadas deberían quedarse en sus casas y descansar durante el embarazo. Los vientos han cambiado recientemente, y se reconoce que la inactividad es en realidad, una fuente de preocupación para la salud. "La inactividad física aumenta el riesgo de complicaciones durante el embarazo, y la actividad física puede promover la recuperación después del parto, hacer la vida más cómoda en el embarazo y reducir el riesgo de obesidad infantil, explica Curnier. Como sabemos que el ejercicio es bueno para el cerebro adulto, proponemos la hipótesis de que el nivel de actividad física de la madre también pueda tener un efecto beneficioso sobre el cerebro del feto. "

Para probar esta hipótesis, se asignó aleatoriamente a mujeres a principios del segundo trimestre en dos grupos: un grupo activo y otro grupo sedentario. Las mujeres en el grupo activo tuvieron por lo menos 20 minutos de ejercicio de intensidad moderada aeróbica tres veces a la semana (el ejercicio debería hacerse hasta quedar sin aliento. El grupo de sedentarias no hizo ningún ejercicio. Entre ocho y doce días después del nacimiento, se evaluó la actividad eléctrica del cerebro de los recién nacidos con electroencefalografía. "Pusimos 124 electrodos flexibles en la cabeza de cada bebé, y luego se espero a que quedasen dormidos en los brazos de su madre. Más tarde se midió la memoria auditiva mediante la evaluación de la respuesta del cerebro inconsciente de sonidos consecutivos o nuevo, según dice la Sra. Labonté LeMoyne. Los resultados mostraron que el sistema de activación del cerebro es más maduro en los bebés cuyas madres eran físicamente activa durante el embarazo, lo que sugiere que el cerebro se ha desarrollado más rápidamente que en las otras."

Los investigadores están evaluando el desarrollo cognitivo, motor y del lenguaje de desarrollo de los niños a la edad de un año, para ver si la brecha continúa.

William Clark Raillant. Internacional -Universidad de Montreal. @ UMontreal_News

Locución y subtítulos en francés, las imágenes se explican por sí mismas, lo siento.

ejercicio y embarazo