Ortocen Clínica del Pie

hematoma 1Los hematomas subungueales se producen con frecuencia entre los fonderos, o corredores de fondo y mediofondo, de los que hay bastantes en nuestra consulta. El asunto es: “drenar o quitar la uña”. Sepa usted, querido lector, que además de recibir los hematomas subungueales en consulta, he padecido varios de ellos en mi vida atlética después de haber corrido durante casi toda mi vida. (Javier Aycart)

Por: Campitelli, Nicholas A. DPM, FACFAS

Opiniones hay para todos los gustos.  En mi experiencia, lo más resolutivo es quitar la uña.

El concepto más importante por contemplar es que hay una lesión bajo la superficie de la uña que necesita ser curada. El lecho de la uña está lacerado o ulcerado, cualquiera de ellos sangra. Entre los corredores, por lo general hay microtraumatismos repetitivos que crean el sangrado del lecho de la uña, y esto es por lo general una úlcera. Horadar la uña y drenar la hemorragia es una opción si uno lo hace pronto. Sin embargo, el sangrado pudiera persistir y ello rellenaría la zona, volviendo a aparecer el dolor.

hematoma 2Otro percepción importante para considerar es que el lecho de la uña está comprometido y que se va a curar mejor sin la irritación que produce la superficie ungueal. Realmente no encontramos razón alguna para dejar intacta la uña. Incluso cuando se proponga un simple drenaje del hematoma, uno debería estudiar la introducción de un poco de anestesia local en el dedo, con el fin de permitirnos realizar una presión digital profunda para perforar la uña, y que la extracción de la placa ungueal no ocasione ningún dolor más.

hematoma 3Por lo general, el lecho de la uña sólo se mantendrá tierno uno o dos días. Entonces se vuelve tejido epitelial y se seca. Nosotros permitimos a los corredores que corran a las 24 horas de haber eliminado la uña, y sin problemas hasta ahora. Indudablemente es más seguro quitar la uña, sobre todo si el paciente va a reanudar su entrenamiento. Seguir corriendo con una uña del pie suelta, y aumentando la presión en la zona, es parecido a la experiencia de un cuerpo extraño dentro de la zapatilla, donde está aumentando la posibilidad de irritación e infección.

hematoma 4Tenemos casos en los que hemos quitado la uña de un corredor unos días antes de un maratón, y los pacientes pudieron correr con comodidad. Nuestro enfoque es el de hacer un bloqueo digital estándar mezclando bupivacaína y lidocaína. Liberar la placa ungueal y extirparla en su totalidad, protegiendo el lecho ungueal. Todo ello, con independencia de cuanta placa estuviese implicada en el traumatismo. Si dejásemos alguna porción ungueal, podría concluir en irritación o espículas que pueden producir dolor durante la carrera… y vuelta a la consulta.

En lo que respecta a los cuidados postoperatorios, nosotros empleamos una envoltura de gasa tubular con furacine durante tres días. Después, el paciente comenzará a hacer pediluvios en solución salina (o limpieza profunda con jabón antibacteriano) y usar apósito con pomada antibiótica. Aconsejamos a los pacientes sobre el volver a trotar a las 24 horas si quieren, en función de su dolor (que suele ser minúsculo, recuérdese que hablamos de deportistas no de sedentarios).

Las fotos muestran una avulsión ungueal realizada sobre un corredor que acababa de terminar un maratón y esperaba  correr otro una semana después. Realizamos la avulsión asegurándole que lo acabaría, y así fue. Lo hizo, como  testimonia la última foto que él mismo nos envió.

El miedo es libre. No todos los corredores piensan que nuestra propuesta sea la única.

hematoma