Ortocen Clínica del Pie

secamanosDe otro modo dicho si no quieres leerte todo el artículo, lo mejor son las toallitas de papel.

Los secamanos de aire caliente incrementan en un 254% la contaminación bacteriana y los de alta velocidad un 42%, según ha mostrado un estudio realizado por la Universidad de Westminster de Londres. Además, esta investigación ha desvelado que la opción más higiénica es el uso de toallitas de papel. 
Y es que, los secadores de aire de alta velocidad y los de aire caliente albergan bacterias en su superficie y en los conductos de aire, que se extienden por el ambiente cuando se utilizan. "Si usamos un secamanos de aire lavarse las manos puede ser contraproducente, ya que aumentaremos su contaminación bacteriana", señala el estudio. 

Cuidado con los niños

El chorro de aire puede llevar las bacterias hasta dos metros más allá del lugar donde se encuentra el aparato. Por lo general, los aparatos están situados a la altura de un niño de 6 años, siendo los más pequeños los que están expuestos más directamente a la transmisión de bacterias. Frente a estas opciones, el uso de toallitas de papel para secar las manos después de su lavado ha resultado ser el sistema más higiénico ya que elimina cualquier contacto entre usuarios.