Ortocen Clínica del Pie

stilettos runwayPor: Karina Rodríguez Blanco
Podóloga

Según me cuentan en la consulta, y con la experiencia que atesoro yo misma, podemos llegar a un "consenso mundial" respecto al dolor que producen los tacones altos después de un largo día de compras, o de haber caminado varios kilómetros en suelos urbanos. Pero, ¿Qué hacen los zapatos realmente a nuestros pies? Y ¿Cuáles son los que deberíamos utilizar, en realidad? Le habla la Podóloga Karina Rodríguez Blanco del Centro Medirecon de Madrid y consultora para Ortocen.

STILETTOS

El uso de taconazos y “tacones” desplaza el peso hacia la punta de los pies, lo que pone presión sobre su pie. Esto también crea un problema de equilibrio: obliga a las rodillas y las caderas hacia delante, y por tanto, a descalabrar la espalda y las piernas. El uso de estos zapatos puede ocasionar: hiperextensión, esguinces de tobillo, fracturas en  la parte media del pie, neuromas (tumores benignos), nervios pellizcados, juanetes y dedos en martillo. A muchas nos gustan, para un rato; un buen bolso ayuda al recambio.

PLATAFORMAS CON CUÑA

Las cuñas también tienen tacones, lo que añade presión sobre su pie y proyecta el cuerpo hacia delante. Sin embargo, estos tacones tienden a tener más almohadillado, además de que, a menudo, contienen plantillas que protegen la planta del pie y reducen la pendiente. Esto viene bien para conservar el equilibrio. El sobreuso de estos zapatos puede causar: hiperextensión, esguinces de tobillo, fracturas en la parte media del pie, neuromas (tumores benignos), nervios pellizcados, juanetes y dedos en martillo. Igual que los stilettos.

BOTINES DE TACÓN ALTO

En función de la altura del talón, estos pueden causar problemas similares a los tacones de aguja. Prefiero que se mantenga el talón a menos de 5 centímetros del suelo. "Hay una regla de oro en nuestro entorno profesional: se incrementa un 25% el peso corporal sobre el antepié por cada 2-3 cms. de ascensión en el zapato." Pero en los botines, el material circundante al tobillo ayuda a mantener el pie firme, lo que disminuye el riesgo de lesiones. "Al incorporar el tobillo en el zapato, se está agregando estabilidad", dice Karina Rodríguez. El uso de estos zapatos podría ocasionar: hiperextensión, juanetes y dedos en martillo.

BOTAS DE MUSLOS ALTOS

Si los tacones fuesen altos, usted va a tener los mismos problemas que con los tacones de aguja;  hiperextensión de espalda, la presión sobre las puntas de los pies y falta de equilibrio. Pero la envoltura alrededor de la pierna crea más conciencia de la pierna en general, mantiene Karina, ya que puede ayudar a la estabilidad. El uso excesivo de estos zapatos puede significar: hiperextensión, fracturas en la parte media del pie, neuromas (tumores benignos) del nervio entre los dedos, nervios pellizcados, juanetes y dedos en martillo.

ZAPATILLAS DE BALLET

"No hay nada más plano.”. Los zapatos que son demasiado planos no proporcionan el apoyo adecuado en el arco, ni amortiguación o absorción de choque; cosas que los pies planos necesitan. Sin embargo, como señala Karina Rodríguez Blanco, las suelas son muy flexibles y hacen que los músculos trabajen mucho más, haciendo a los pies más fuertes; que no deja de ser cosa buena. Otro problema: Hay un mayor riesgo de que la suela se perfore. El uso de estos zapatos puede causar: inflamación, tendinitis, dolor en el talón , esguinces, fracturas por estrés y lesiones externas (por ejemplo, al pisar un clavo o cristal).

ZAPATILLAS TIPO CONVERSE (baloncesto años 70)

Estas zapatillas tienen una suela más gruesa que las bailarinas, por lo que sí ofrecen la absorción de impactos y amortiguación. Para aquellos que necesitan una mayor amortiguación o soporte para el arco, las zapatillas de deporte de estilo Converse le permiten añadir soporte extra internamente. También son muy flexibles; la parte exterior de la suave lona puede ser más cómoda para los que sufren de juanetes y dedos en martillo. El material también protege al pie del entorno. Si se usan estas zapatillas podrían ocurrir: inflamación, tendinitis, dolor en el talón, esguinces y fracturas por estrés.

RUNNING DEPORTE

"Demasiado acolchado no es tampoco lo mejor, " Cuando usted tiene un exceso de almohadillado, no está recibiendo la retroalimentación de los pies al cerebro" que le permite sentir el terreno. Estos zapatos son ideales para el movimiento hacia delante, es decir correr, caminar, trotar (opuestos a caminar, bailar, montar en bicicleta, etc.). El uso de estos zapatos puede causar: lesiones de estrés crónico, sobre todo en el talón. 

FLIP-FLOP, o chanclas

"La mayoría de los flip-flops son demasiado planos, demasiado delgados y demasiado abiertos", dice Karina Rodríguez Blanco . Esto expone a los pies al medio ambiente y no proporciona soporte para el arco o amortiguación. La correa muscular que se encuentra entre los dedos del pie también sufre el peligro ya que obligan a los músculos de los pies a un exceso de agarre. Además, cuando el dedo gordo cuelga del flip-flop, aumenta el riesgo de sufrir fracturas de los dedos del pie. El uso de estos zapatos puede causar: inflamación, tendinitis, dolor en el talón, esguinces, fracturas y lesiones externas (por ejemplo: al pisar un clavo).

BOTAS DE AGUA

La lluvia puede generar un ambiente húmedo, las botas de agua tienden a estar hechas de látex u otros materiales gruesos, y no transpirables. "una tiende a caminar como un soldado al asalto…. Y aumentará la fatiga. Considere la posibilidad del aumento de fatiga o úselas sin control. La parte superior de la bota también puede frotar incómodamente la pantorrilla. El uso de estos zapatos puede causar: moho, hongos, bacterias, virus de las verrugas y ampollas.

Así que ... ¿Qué zapatos se supone que voy a llevar ... ?

Hay quien opina que los stiletos son una locura; como perverso era vendar los pies a las niñas japonesas de siglos atrás.

Yo me permito opinar que en la variedad está el gusto, usemos de todo, en voga con el momento, taconazos cuando toque, pero la mayor parte del tiempo, calzados que nos permitan caminar sin sufrir, sin recordar que estamos calzadas. Caminar descalzos por el jardín es una locura, caminar descalzos por la playa es una bendición, usar sandalias tipo VibranR fortalece los pies.

Hablando de caminar, caminar mucho es delicioso pero cansa, el cansancio repetido agota los músculos. En esta situación, a veces empieza a doler la planta del pie… ¡aparece la fascitis!. En la página web de Ortocen quizás encuentre  estiramientos para la fascia plantar. Funcionan.

Y por último, venga a visitarme, me quedan unas cuantas buenas ideas para que nuestros pies tengan una vida feliz.