Ortocen Clínica del Pie

Mis zapatosQuerida paciente:

Le agradecemos su carta y con ella, conocer que le está yendo muy bien. Nos alegra saber que su recuperación continúa satisfactoriamente, que ha vuelto a sus caminatas que tanto le gustaban y que además, va pudiendo utilizar sus zapatos favoritos. Nos alegra conocer su mejoría respecto a la artrosis de las rodillas; como sabe, es una enfermedad crónica que no cura, pero se puede sobrellevar con la actividad física, andar por la playa, por la orilla del mar, que tan bien le sienta; y desde luego, todo aderezado con “poca cuchara y mucha zapatilla”. No deje de disfrutar de la charla con su amiga en el caminar matinal, y del baile, del que tanto disfruta, y que es un bálsamo para la salud del cuerpo y del espíritu.

El caminar, hacer camino al andar, que decía Antonio Machado, es la base de nuestro bienestar físico, recuerdo como nos contaba de su ilusión por volver a andar con libertad, sin molestias y dolores. Aunque no lo menciona, supongo que de lo suyo del vientre estará ya mucho mejor. Ha tomado como suya la recomendación de ir andando a los sitios, de bajarse del autobús o del metro aquí, un par de paradas antes, de intentar conocer el carril bici, e incluso de bailar por las tardes.

El barullo del estreñimiento que también ha mejorado, siga bebiendo más agua, no le preocupe usar los aseos de las cafeterías, de cuando en cuando, hágales gasto y nadie se molestará. Uno de cada cinco españoles tienen problemas con el estreñimiento, y es el doble de frecuente entre las mujeres que entre los hombres…¡ y el triple en ancianos! La web www.saludigestivo.es aloja una “Guía para prevenir y tratar el estreñimiento”.

Contestamos ahora a sus dudas sobre las actividades preventivas que le proponen en su nuevo centro de salud la médica y el enfermero. Si hemos entendido bien, le preocupa tanta recomendación, tanto consejo y tanta intervención. Le “huele mal” como dice literalmente, “a exceso peligroso”. En parte tiene razón, y usted puede identificarse con muchos profesionales sanitarios y pacientes que tienen la misma sensación, de excesos en Medicina tanto en prevención como en diagnósticos y en tratamientos. Los excesos no son buenos para nada.

Recuerdo su afición por la lectura y su mano izquierda siempre cargando con un libro. Sabemos que le gusta leer, y por eso le recomendamos que vuelva a disfrutar de las novelas del estadounidense Mark Twain, que ya nos comentó le impresionaron en su adolescencia. Twain fue novelista y periodista, viajero universal, observador y crítico del devenir social. Seguro que usted se identifica con este comentario de Mark Twain sobre la salud: “Hay gente que se priva de todas las cosas que se pueden comer, beber o fumar y que por cualquier causa hayan adquirido mala reputación. Es el precio que pagan por su salud. Y salud es todo lo que obtienen. ¡Qué extraño! ¡Es como gastarse toda la fortuna en una vaca lechera que no da leche!”.

La salud por sí misma no tiene interés. La salud es un valor importante porque ayuda a disfrutar de la vida. 

La vida es complicada y por mucho que lo evitemos siempre nos traerá desgracias y sufrimientos. Con optimismo, con autoestima, con amor, con amistad, con todo eso que a usted le adorna, pese incluso a las enfermedades, hay salud hasta en el último suspiro, justo al morir feliz pudiendo decir aquello del chileno Pablo Neruda “confieso que he vivido”.

Es cierto que siempre queremos más, y más, y más, y mucho más. No nos paramos a pensar en que lo MÁS importante es la salud.

La salud nos convierte en verdaderos millonarios. Rellenemos el tiempo de vida, de disfrute, de optimismo, de introspección, de espiritualidad y de compromiso con los nuestros, la familia, los amigos y la sociedad.

He oído que muere mil veces quien tiene miedo a la muerte, yo así lo creo también. Estuve cerca y la esquivé, quizás no lo logre mañana, es una realidad.

Salud.