Ortocen Clínica del Pie

quino-y-mafalda-4El dibujante y humorista argentino Joaquín Salvador 'Quino', de 81 años, creador de Mafalda, ha sido elegido ganador del Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2014 por el jurado que concede el galardón por el "enorme valor educativo" y "dimensión universal" de su obra  y por unos personajes que "trascienden cualquier geografía, edad y condición social".

Hijo de emigrantes andaluces y de nacionalidad hispano-argentina, Quino nació en Mendoza (Argentina) en 1932 y publicó las historietas de su personaje más famoso entre 1964 y 1973, una niña que odia la sopa y vive preocupada por los problemas de la Humanidad y la paz mundial.

De su personaje más universal, el jurado del Príncipe de Comunicación subraya que es “una niña que percibe la complejidad del mundo desde la sencillez de los ojos infantiles”, además de definirla como “inteligente, irónica, inconformista, contestataria y sensible”.

“Sueña con un mundo más digno, justo y respetuoso con los derechos humanos. Al cumplirse el 50 aniversario del nacimiento de Mafalda, los lúcidos mensajes de Quino siguen vigentes por haber combinado con sabiduría la simplicidad en el trazo del dibujo con la profundidad de su pensamiento”, añade el acta del jurado leída en Oviedo este mediodía.

Quino 0Un personaje nacido de la publicidad

Llamado Quino desde su nacimiento para distinguirlo de su tío, el pintor y diseñador gráfico Joaquín Tejón, creó a Mafalda para una campaña publicitaria de electrodomésticos en 1962, pero su primera viñeta no se publicó hasta el 29 de septiembre de 1964, por lo que para su creador esta es su fecha de nacimiento, con lo que este 2014 celebra su 50 cumpleaños.

Pese a la fama internacional que le reportó esta niña inconformista, en 1973 decidió poner fin a sus aventuras porque se le "agotaron las ideas", y desde entonces no ha tenido personajes fijos para sus viñetas y solo ha vuelto a dibujar a Mafalda en ocasiones especiales como el 50 aniversario de la Declaración de los Derechos del Niño.

Tras dejar de dibujar a Mafalda, el viñetista se dedicó a un humor más ácido.