Ortocen Clínica del Pie

talla equivocada"A medida que una vive, los ligamentos en los pies se relajan y los huesos pueden cambiar". (No quiero que suene a “puñalada de pícaro”)

Por: Karina Rodríguez Blanco DP1 y Raquel Rodríguez Donado DP2

Cada vez que Marcela Ovalles entra en una zapatería, pasa de largo por los nuevos estilos, se dirige al primer vendedor que encuentra y le suplica: "Tráigame lo que tenga en una talla 13 mediana (aproximadamente número 44 en España y en varios países de Latinoamérica)". 

Después de buscar durante años entre los zapatos ortopédicos demasiado anchos, navegar por sitios en línea y competir con travestis por conseguir los estilos más de moda, a esta secretaria de 34 años ni se le ocurre ser quisquillosa. A veces, ha pagado hasta 200 euros, más de lo que le  hubiera gustado, por zapatos horrorosos que al menos se podía poner. Hay muchas como ella.

¿Han pasado algunos años ya desde la última vez que te probaste la talla en los aparatos medidores de alguna zapatería? Bueno, estamos aquí para ofrecerte una de esas noticias que aplasta al dedito alma: Podrías haber estado usando la talla incorrecta… y es, probablemente, ¡demasiado pequeña!.

Los pies pueden cambiar de tamaño, muy ligeramente a lo largo de tu vida, lo que explicaría por qué ya no te puedes embutir en tus perfectos Manolos que engancharas en aquel muestrario de ventas hace 10 años. El utilizar zapatos de talla incorrecta o “antigua” puede provocarnos dolorosos problemas como callos y juanetes, que harán a esas frescas sandalias de verano, mucho menos atractivas.

En general, el tamaño medio del calzado ha crecido entre una y dos tallas desde la década de los setenta, y los diseñadores y minoristas están sintiendo sus efectos. El fabricante Stuart Weitzman dijo al The Wall Street Journal (El link ha sido desactivado) que la talla promedio de su compañía solía ser un 7, pero que se ha deslizado hasta un 8, y ahora hace zapatos que van hasta la talla 12, debido a la mayor demanda.  

El mayor contribuyente individual al fenómeno de los pies grandes podría ser el aumento en la participación de las mujeres en los deportes. "Los huesos crecen en respuesta a la demanda", dice Raquel Rodríguez Donado, podóloga en Madrid. "Caminar y hacer ejercicio estimulan al pie para hacerse más fuerte, más musculoso y más grande". 

Los minoristas, que intentan lograr el mayor retorno de su inventario, normalmente se concentran en las tallas promedio, de la 37 a la 40 (7 y 9, en sistema americano). "Hace pocos años, muchas tiendas sólo tenían hasta la talla 41 (10 en sistema americano)", dice Bill Boettge, presidente de National Shoe Retailers Association, en los EUA. Mientras que hoy en día más tiendas venden tallas 42 (11 en sistema americano), Boettge calcula que sólo el 2% de las ventas son estilos básicos vendidos a las mujeres que usan una talla 43 (12) o superior, un grupo que puede representar hasta un 4% o más de la población. Pero eso es sólo un supuesto: pocas personas hacen un seguimiento de la talla de los zapatos. Barbara Thornton, fundadora y presidenta ejecutiva de Designer Shoes, una minorista en línea y con tienda en Boston, Mass, EUA,  dice que ha emprendido una cruzada para alentar a los fabricantes a que fabriquen zapatos más grandes.

Sin embargo, en una muestra en Italia a fines del año pasado, Thornton, que calza un 11 (42), dice que no logró persuadir a un sólo vendedor para que produjera tamaños más grandes

La cadena Anne Klein New York dice que ve el calzado de tallas grandes como un espacio de posible crecimiento, pese a los costes. En los dos últimos años, la compañía ha aumentado gran parte de sus modelos a una talla 43 (12), de una 42 (11). "Hablando con la gente, nos pareció que sería una oportunidad de negocio", dice el presidente de la compañía, Steve Shapiro. Otra influencia habrían sido las hijas del director general de finanzas, a quienes era difícil encontrar zapatos de su talla. Hasta el 10% de las mujeres que están en Educación Secundaria Obligatoria (ESO) ahora usan calzado de talla superior al 41 (10), según un sondeo de 2001 entre 650 chicas de educación secundaria que hiciera Carol Fry, profesora auxiliar de Cirugía Ortopédica en la Universidad de California, Los Ángeles, EUA.

Lamentablemente, muchas marcas para jóvenes no fabrican tallas grandes. (Fuente: The Wall Street Journal)

¿Cuál podría ser la solución única?

¡Una constante vigilancia! Los tamaños varían ampliamente entre las diferentes marcas, e incluso dentro de la misma marca, así que es algo a tener en cuenta al hacer las compras. Sí, la talla de la vanidad es aún un tema con los zapatos, así que los compradores que siempre buscan y obtienen los mismos tamaños, con frecuencia no alcanzan el mejor resultado, dice la podóloga Karina Rodríguez Blanco, Madrid. Si vas a comprar en internet, pide varios tamaños a la vez, y asegúrate de probarlos al final del día, que es cuando los pies están más grandes (…que quiere decir: más inflamados).

Y si descubrieses que se te ha ido el tamaño, no estás sola; casi la mitad de las mujeres y un tercio de los hombres admitieron en una encuesta que habían adquirido zapatos que no les sentaban perfectamente, de acuerdo con un estudio realizado por la Escuela de Podología. ¡Mejor será que nos quedemos en nuestros propios pies, gente!

A pie de página

Emails de contacto: 1;  2