Ortocen Clínica del Pie

hidratarSugerencias para novatos

Se nos ha ocurrido hacer una carrera corta; las hay por doquier, en cada pueblito de la sierra o playa, las fiestas patronales de cada lugar, finalidades solidarias múltiples, colaboraciones con entidades benéficas, o como simple acontecimiento deportivo; hay muchos voluntarios para correr. La gente que quiere mantenerse físicamente activa se interesan por estas manifestaciones deportivas; por fortuna, no son sólo para atletas expertos o fondistas avezados, el amateurismo tiene su espacio estelar en las carreras populares.

El inscribirse en una carrera de 5 kilómetros (5K, en adelante) es la manera perfecta para poner en marcha una rutina de ejercicios y deshacerse de esos kilos tan indeseados. Para muchos corredores que comiencen, la rutina del entrenamiento inicial puede parecer desalentadora. Sin embargo, algunos consejillos podrían hacer de esto algo “manejable” y hasta divertido. Muchos corredores que comienzan optaron por entrar en el mundo de las carreras populares mediante su participación en una “pachanga” con los amigos o familiares. Si te han hablado de alguna carrera, por ejemplo, la “sansilvestre” sería bueno que comenzases a entrenar ahora, al final del verano para asegurarte de estar adaptado y fino para mediados de diciembre.

Si uno emprende una rutina de entrenamiento estructurada y realista, de inmediato comenzará a crear un estilo de vida saludable y activo, que puede llevarnos a través de la temporada de vacaciones y en el nuevo año, y continuar hasta enlazarlo con el trabajo de “largo recorrido” que pudiera ser una carrera de fondo, algún día.

He aquí cinco consejos básicos para ayudarte a patear el pavimento bajo las zapatillas y prepararte para buscar tu sitio en la línea de salida, de un modo saludable y lejos de las inoportunas lesiones.

1.  ¡Apúntate en la carrera!

Ya sé lo que estas pensando, no quieres inscribirte sin saber aún cómo vas a sentirte en el día de la carrera, o qué plan desarrollará entonces, o si incluso te apetecerá correr, pero no esperes!

Sin haber hecho el compromiso con uno mismo, y haberse uno apuntado en la carrera, es demasiado fácil renunciar cuando las cosas se ponen difíciles, o posponer todo hasta que ya es demasiado tarde. No hay tiempo como el presente; inscríbete como asunto preliminar, y ello después será el agente de motivación que necesitas para completar tu objetivo.

2.  Establécete una meta realista

A nadie le importa más que a uno mismo cuan rápido o lento pueda ser. Fija tres objetivos por carrera: el gran objetivo, el objetivo moderado y el objetivo mínimo. El gran objetivo es ese tiempazo imposible que te encantaría lograr. El objetivo moderado es el tiempo que sabes requerirá un esfuerzo supremo para ser logrado, pero que se puede hacer. El objetivo mínimo es el tiempo obligatorio por alcanzar. Por ejemplo, si mi ritmo promedio es de 8:30 en un día de entrenamiento normal, mi ritmo en el 5K de gran objetivo podría ser el de 23 minutos (tiempo de sub 7:30), mi objetivo moderado puede ser de 24 minutos (tiempo de sub 7:45), y mi objetivo mínimo podrá ser de 25 minutos (aproximadamente un ritmo de 8:00).

3. Créate tu propio programa

Los planes de entrenamiento están disponibles en el Internet, y se pueden obtener a través de un entrenador personal, o localizarlos en revistas de atletismo o de fitness. Hay muchos planes de entrenamiento donde escoger, así que el truco es encontrar uno que sea simple, fácil de entender y se adapte a tu estilo de vida. La premisa del entrenamiento básico debe ser de, al menos tres días de trabajo por semana, con días adicionales de fuerza y ​​de entrenamiento cruzado. Una vez que tengas tu programa, lo escribes en un calendario y ¡lo cumples! El entrenamiento es una cuestión de compromiso. Si te comprometes, lograrás el objetivo. ¡Comprométete!

4. Obtén el calzado adecuado para correr

No puedo hacer el suficiente hincapié en la importancia de esto. Ven a una consulta podológica, o al menos a una tienda de expertos en running, y consigue al menos un análisis de tu marcha allí. Los nuestros en Ortocen son mejores que la mayoría. Trata bien a tus pies y ellos te transportarán bien, y protegerán al resto del cuerpo. El correr en las zapatillas equivocadas o muy gastadas, podrían producirte lesiones y no serán capaces de transportarte a la línea de salida, …por no hablar de la línea de meta.

5. ¡Empieza a correr!

Tu programa de entrenamiento debe incluir por lo menos un día de trabajo de velocidad, otro día de rodaje fácil o suelto, y un día de hacer fondo (aumentando la carga hasta la distancia meta). El descanso es importante, ya que entrenas y hay que dejar que el cuerpo se recupere después de cada sesión de entrenamiento. Para mantener la concentración y la motivación, asegúrate de mezclar. No entrenes los mismos caminos cada día, descárgate un nuevo podcast o un álbum, o prueba a hacer algún fartlek (acelerones).

¡Correr libre no es lo máximo, pero se le parece!

Recibe un abrazo