Ortocen Clínica del Pie

TutankamonAmados lectores:

El estudio virtual realizado a la momia de Tutancamón habla de que tenía pie zambo, caderas anchas y dientes de conejo.

Lo de los dientes de conejo de la noticia, tiene poca trascendencia a los efectos de este blog. ¿Quién no tiene cerca alguien con dientes de conejo?.

Ahora bien, eso de un pie zambo resulta “distinto” y más si adorna la descripción de alguien tan importante y trascendente para la Historia de la Humanidad como fue el rey de faraones Tutankamón.

Hablaremos de modo escueto respecto a lo nuestro. Señalemos para este asunto que un pie zambo, o pie equinovaro congénito, es un defecto de nacimiento, en el que el pie se encuentra torcido o invertido hacia dentro y hacia abajo, asemejando un palo de golf.

En la infancia, su tratamiento conservador incluye enyesados seriados durante un tiempo; las personas afectadas frecuentemente aparentan caminar apoyados en sus tobillos. Es un defecto que ocurre en aproximadamente 1 de cada 1000 neonatos (recién nacidos). Aproximadamente el 50% de los casos de pie equinovaro son bilaterales (o sea, sucede en ambos pies).

En muchas ocasiones hay una incidencia de dismelia aislada; la dismelia es un proceso anormal congénito caracterizado por la ausencia o el acortamiento de las extremidades del cuerpo, asociado en algunos individuos a anomalías medulares. Está producida por un metabolismo raro durante el desarrollo embrionario de las extremidades. La incidencia en varones es más o menos el doble que en mujeres.

Volvamos ahora a lo que nos interesa del relato, el mítico rey de faraones Tutankamón, quien fuera el undécimo de la decimoctava dinastía del Antiguo Egipto fue intrascendente; sin embargo, alcanzó una gran notoriedad cuando el arqueólogo británico Sir Howard Carter, descubrió su tumba completa e intacta en 1922. Tutankamón, quien muriera al comenzar su edad adulta, gobernó Egipto entre alrededor de 1361 y 1352 antes de Cristo. El descubrimiento de su tumba, cuyos tesoros incluían una famosa máscara funeraria de oro, deslumbró a la comunidad arqueológica. 

Pues bien, ahora en 2014 se cae el mito. Una autopsia virtual realizada a la momia por el investigador Albert Zink, del Instituto de Momias y el Hombre de Hielo (Italia), ha desvelado el aspecto del faraón, muy diferente al que interpretaba su majestuoso sarcófago de oro.

Los investigadores han revelado que Tutankamón tenía un pie zambo, caderas anchas y dientes de conejo. Las conclusiones de una investigación que se verá este domingo en un reportaje de la BBC, que yo no me pierdo.

Entre los descubrimientos, destaca un análisis genético de la familia de Tutankamón, que apoya la teoría de que sus padres eran hermanos , relación que habría causado sus defectos físicos y su muerte prematura en la adolescencia.

En fin, ver para creer. Y ahora el postre de Ortocen…

¿Te has parado a pensar que haría el esplendoroso rey de faraones con el bastón en el lado contrario a donde le ayudaría a caminar sin caerse? ¿Sería por eso que vivió sólo unos nueve añitos?

Tutankamon