Ortocen Clínica del Pie

Felipe IIILa estatua ecuestre de la Plaza Mayor estuvo llena de huesecillos

Un atentado con bomba durante la II República reveló un lúgubre hallazgo en la escultura de Felipe III

Al encontrarse en la Plaza Mayor, la estatua ecuestre de Felipe III  preside el lugar; y es una de las más fotografiadas de todo Madrid. Tiene a su derecha la casa de la Carnicería y a su izquierda la casa de la Panadería. Los entendidos aseguran que lleva en este emplazamiento desde 1848, cuando la reina Isabel II ordenó su traslado. Son, entonces, más de 150 años gobernando el principal punto de encuentro de la capital.

Todos la conocemos, para casi nadie sabe la historia negra que arrastra desde los años 30.

Resulta que con el estallido de la II República, la escultura fue objeto de un atentado terrorista. Un individuo decidió colocar una bomba en la boca del caballo, con la funesta ilusión de que la ecuestre real figura saltase del pedestal “literalmente” por los aires.

La explosión no causó víctima mortal alguna, pero los transeúntes que en ese momento paseaban por la zona pudieron comprobar cómo, por culpa de la onda expansiva, el entorno de la plaza se llenaba de pequeños huesecitos. A medida que se acercaron a la estatua pudieron confirmar el origen de tan singular hallazgo.

Resulta que durante años los gorriones de la Plaza Mayor se posaban en el interior de la boca del caballo para descansar. Los más intrépidos entre ellos se introducían en el interior de la estatua (hasta las tripas del equino) ya que la figura contaba con una apertura. Como el lugar para volver a salir era muy angosto y pequeño, la mayoría de los pájaros se quedaban atrapados y morían amontonados en el interior hueco de la figura del caballo. Por ese motivo, cuando la estatua saltó por los aires con la detonación, los millares de huesecillos de los pájaros, allí alojados desde hacía tantos años, se distribuyeron por toda la Plaza Mayor.

Si acaso lo recuerdas, no dejes de buscar en el adoquinado de la plaza pedacitos de huesos de gurriato cuando te acerques el próximo mes a añadir algún detalle a tu Nacimiento de casa; recuerda el chocolate con churros de San Ginés “por si aca”, yo me acercaré para actualizar el nuestro subacuático de Ortocen.

felipe III