Ortocen Clínica del Pie

Quítame las cadenas de mi corazón, libérame

Ya que no te importo, déjame ir

Quítame las cadenas de mi corazón, ya que dejaste de quererme.

Cada vez que te llamo por teléfono, alguien me dice que no estás en casa

Ya que no te importo, déjame ir…

Súplica desgarrada en lacerada voz; así conocí a Joe Cocker, un tipo inglés feo y de barbuda voz, a través de un “single” que mi padre repetía una y otra vez en el “picú” del salón.

Cuando el septiembre pasado, Billy Joel anunció en medio de su concierto en el Madison Square Garden de Nueva York que su amigo Joe Cocker “Es un gran cantante y no está muy bien en la actualidad” fue la primera vez que supimos que estaba delicado de salud. Este lunes 22 de diciembre ha muerto a los 70 años de edad, arrasado por un cáncer de pulmón.

Su éxito internacional como cantante de rock y de blues comenzó en 1964 y continúa hasta hoy. Joe creó alrededor de 40 discos e hizo giras por todo el mundo".

Cocker obtuvo mucha fama con una versión del “A Little Help From My Friends”, de The Beatles. Pero también es autor de éxitos como “Up where we belong” (de la banda sonora de “Oficial y caballero”) y “You can leave your hat on” (de “Nueve semanas y media”).

De voz rajada y movimientos vibrantes en el escenario, fue uno de los artistas que participase en la primera edición del festival de Woodstock de 1969.

El cantante inglés, nacido en Sheffield (al norte de Inglaterra) en 1944, a los 15 años ya participaba en bandas como “The Avengers”.

Será imposible llenar el espacio que deja en nuestros corazones. 

Referencias a la música negra e idilio con el cine

Los ídolos musicales que marcaron la carrera de Cocker desde sus inicios fueron negros: Ray Charles, Sam Cooke y Aretha Franklin. En 1964 grabó su primer single con las canciones "Georgia on my Mind", del maestro Ray Charles y "I'll Cry Instead", de los Beatles John Lennon y Paul McCartney.

Cuatro años después tuvo su primer éxito con la versión de “With a Little Help From my Friends”, que le colocó en los primeros puestos de las listas de éxitos británicas y europeas. Pero su consolidación como cantante llegó con el rodaje de “Mad Dogsand Englishmen”, con la que comenzó unas relaciones con el cine que se mantuvieron a lo largo de toda su carrera y que ha contribuido a muchos de sus más populares éxitos.

En 1972, después de una gira de 65 conciertos en 57 días por estados Unidos, cayó en una gran crisis personal a consecuencia del alcohol y las drogas, que le apartó del mundo de la canción, hasta que reapareció en 1982 con la edición de su octavo álbum “Sheffield Steel”.

El empujón definitivo se lo dio la interpretación de “Up Where We Belong”, cantada a dúo con Jennifer Warnes, por la que logró un Óscar. Su canción “Unchain my Heart” de 1987 coronaría definitivamente su carrera.

Después siguieron "One Night of Sin" (1988), "Joe Cocker live" (1990) y "Night Calls" (1991), con una nueva versión de la canción de los Beatles "You've Got to Hide Your Love Away", además de otras realizadas especialmente para este disco por autores como Prince o Jeff Lyne.

En 1994 publicó "Have a Little Faith" y más tarde grabó "Organic" (1996), "Across from midnigh" (1997) y luego "No Ordinary World" (2000). En 2003 celebró sus 35 años en el mundo de la música con un doble álbum titulado "The Ultimate Collection 1968-2003", en el que reunió más de 30 éxitos de su carrera.

Su siguiente trabajo, "Heart and Soul" se publicó en 2004 como un álbum de versiones de clásicos del soul, blues y rock de los sesenta, setenta, ochenta y noventa. Tres años después grabó "Hymn for my soul", colección de temas con un sabor clásico.

Sus últimos trabajos fueron el directo "Live at Woodstock" (2009), "Hard Knocks" (2010), que incluía nueve canciones inéditas, "Icon" (2011, recopilatorio) y "Fire it up" (2012). Había anunciado nuevo trabajo para 2015.

Destacó también su faceta humanitaria contribuyendo con su música a festivales como el homenaje a Nelson Mandela con motivo de su 70 cumpleaños o la conmemoración de la caída del Muro en 1989. En estos últimos años dedicaba especial atención a su fundación "Cocker Kids Foundation", para la ayuda a niños y jóvenes.

Quítame las cadenas de mi corazón, fuiste mala aquel día

¿Por qué incluso llegaste a hacer una miseria con mi vida?...

…¡Cuando no te importo ni lo que un paquete de judías!

¡Quítame las cadenas de mi corazón!

Los genios no son eternos pero se hacen inmortales a través de su arte...