Ortocen Clínica del Pie

armandoSaliendo de la UVI, en la “Rea”, llamada de Armando. Mi querido amigo Armando se interesa por mí y mis hijas bajan la guardia de su vigilancia permitiéndome la charla con él. El rigor del momento, felicitaciones por haber evitado a “La parca” (por el momento), y al poco…, disparo a “bocajarro”: “Te vienes a nuestro próximo congreso en Sao Paulo? Sigue en pié la invitación que te habíamos hecho hace un año y me gustaría que estuvieras entre nosotros en noviembre”.

No le había dejado continuar, le dije que iría, le dije que me prepararía de inmediato y que contara conmigo; y en ello quedamos. Comenzó mi resurrección, lo primero que se me ocurrió fue llamar a la “Casa do Brasil”, donde 15 años atrás había recibido durante dos años clases de portugués para asistir a su congreso anual de entonces. Y ahora me distinguía con repetir la visita… ¡increíble!. A veces ves que es cierto, alguien te quiere.

Comienza la segunda semana de noviembre y allí me hallo, entre los podólogos paulistas; en respuesta al compromiso adquirido por mí al comienzo de mi convalecencia.

brasil frutasMercado de frutas de Sao Paulo. Karina da el “toque de color” a la escena, no sé si el amable lector percibe alguna diferencia con el de Las Ramblas de Barcelona con nombre de santo; aromas y bullicio parecidos.

Como decíamos antes… mi segunda visita a São Paulo fue un éxito personal en mi ascensión hacia la plena recuperación física. Me pude sentir bien mientras me comunicaban “haber entendido mi presentación”, que no significaba haber comprendido adecuadamente el asunto que me traía a ellos.

No fueron muchas las preguntas que hube de responder, pero su número me animó a confiar en la utilidad de este esfuerzo para llegar allí, aprovecho el momento para agradecer públicamente al Profesor Armando Bega el haberme invitado a estas concurridas y señeras jornadas; he dado todo por colaborar del mejor modo posible confiando en que este éxito de los podólogos brasileños, agrande el futuro de la Podología.

Brasil 2011

Me enorgullece encontrarme aquí, entre colegas ávidos de aprender y que ven el futuro como algo en construcción y de lo que se sienten partícipes.

Los extranjeros en Brasil, Federico Saldarini, habitual conferenciante argentino en España, Bernat Vázquez y Montserrat Marugan, ambos profesores catalanes de gran recorrido docente fuera de nuestras fronteras; en fin, buena gente dispuesta a compartir, y a hacerlo durante años.