Imprimir

Patología grave en el pié, como predictora de muerte en la diabetes

Escrito por MG. Publicado en Blog

Diabetes y pato pieLeímos para usted
Autora: Michele G. Sullivan

Punto de vista clínico fundamental: La patología del pie grave es mejor predictor de mortalidad que los factores de riesgo cardiovascular.

Hallazgo principal: Los pacientes con patología del pie grave fueron casi cuatro veces más vulnerables a morir, durante 5 años de estudio.

MUNICH.- Cuando se trata de predecir la mortalidad en pacientes con diabetes, los pies pueden vencer al corazón.

Durante un período de 5 años, los pacientes que tuviesen la patología del pie más grave, fueron casi cuatro veces más proclives a morir que los que tenían una “constelación” de factores de riesgo cardiovascular. La asociación con la patología del pie se mantuvo fuerte y, en un análisis multivalente, fue el único factor que se mantuvo asociado de modo fehaciente, con la muerte en la muestra; éstas fueron las palabras del Doctor en Medicina Dragan Tesic durante la reunión anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes.

"Como promedio, nuestros pacientes con patología grave del pie tenían un acortamiento de 5 años en su vida útil", dijo el Dr. Tesic de la Universidad de Novi Sad, Serbia. Este hallazgo llegaría a ser aún más pronunciado entre los pacientes más jóvenes de 55 años con patología grave del pie, que morirían una media de 14 años antes de lo que su esperanza de vida determinaba.

El Dr. Tesic y sus colegas realizaron un análisis de la mortalidad durante 5 años, entre 244 pacientes con diabetes, el 12% de los cuales tenían diabetes tipo 1. La investigación incluyó los factores de riesgo cardiovascular (hipertensión, triglicéridos, niveles de colesterol, fibrinógeno, proteinuria y tabaquismo), duración de la diabetes, enfermedad  de la arteria coronaria y cerebrovascular, y enfermedad arterial periférica.

La patología del pie se determinó según las guías clínicas publicadas recientemente por el International Working Group on the Diabetic Foot, o en español, Grupo de Trabajo Internacional sobre el Pie Diabético (IWGDF) (Diab Met Res Rev. 2016).

El documento analiza el pie diabético en cuatro categorías de gravedad:

  1. Sin neuropatía periférica
  2. Neuropatía periférica
  3. Neuropatía periférica con enfermedad arterial periférica y / o deformidad del pie
  4. Neuropatía periférica e historia de úlcera en el pie, o  amputación de una extremidad inferior

Al inicio del estudio, los pacientes tenían mediana de edad de 68 años, a pesar de que tenían edades comprendidas entre 36 y 83 años (la mediana es el dato central de la distribución, se usa esta medida y no la media, cuando los datos no son iguales -nota de Ortocen.com). La prevalencia media de la diabetes fue de 17 años, y la media de HbA1C fue del 8,9%. Alrededor de la mitad tenían retinopatía, y no había nadie en hemodiálisis.

A los 5 años, 53 pacientes (22%) habían muerto. Su edad media era de 70 años, 5 años menos de la esperanza de vida en Serbia. Sin embargo, las muertes se distribuyeron equitativamente entre los grupos de edad, el Dr. Tesic explicó: el 30% de los pacientes fallecidos tenían entre 40-64, el 41% de 65-74 años, y el 28% 74 años o más.

Las causas de muerte fueron muerte súbita cardiaca (38%), síndrome coronario agudo (32%), accidente cerebrovascular (11%), cáncer (13%) y sepsis (6%).

No hubo diferencias significativas entre grupos en el tipo de diabetes, cualquier parámetro lipídico, retinopatía diabética, proteinuria o enfermedad cerebrovascular o cardiovascular. No obstante, los pacientes que fallecieron tenían patología podálica mucho más grave, con el 71% marcando ya fuese un 2 o un 3 en la escala del Grupo de Trabajo Internacional sobre el Pie Diabético (IWGDF), cuando se les comparase con el 36% de los que todavía vivían. Este nivel de patología en el pie se observó en todos los grupos de edad de los pacientes fallecidos: el 75% de los más jóvenes, el 54% de los del grupo intermedio, y el 73% de aquellos del grupo de mayor edad.

Los que murieron habían desarrollado sus lesiones en los pies más temprano (66 años frente a 69 años). También tenían más pobres los reflejos del tobillo y peores resultados en el Neuropad, una prueba visual indicativa para la neuropatía diabética humana.

Los fallecidos eran de mayor edad (70 años frente a 66 años), habían tenido una mayor duración de la diabetes (20 años frente a 17 años), y más hipertensión (79% frente a 61%).

Sin embargo, en el análisis multivalente, sólo la puntuación del IWGDF continuaría siendo un predictor significativo de la mortalidad (odds ratio, 3,78; el odds ratio o razón de momios, se define como la posibilidad de que una condición de salud o enfermedad se presente en un grupo de población frente al riesgo de que ocurra en otro, adenda de Ortocen). Todos los factores de riesgo cardiovascular, así como la edad, duración de la diabetes, y las medidas de glucosa, no tuvieron ningún efecto sobre la supervivencia en este análisis.

Según señalase el doctor Tesc, el estudio pone de relieve la importancia de la prevención y el tratamiento de la neuropatía diabética, y de sus complicaciones en el pie.

"Me gustaría señalar que encuentro un desafío en cada dificultad. El examen del pie diabético puede llevarnos mucho tiempo, pero sin dedicar ese tiempo, no estamos dando la atención adecuada o conveniente a nuestros pacientes".

El autor no tiene ninguna declaración financiera.

Diabetes y pato pie

Imprimir

Las zapatillas minimalistas aumentan la musculatura de pie y pierna

Escrito por MG. Publicado en Blog

Minimalista PolyU ACorrer en zapatillas minimalistas puede aumentar el volumen muscular de la pierna y del pie, lo que indica su posible aplicación en los programas de rehabilitación, dicen los investigadores en un nuevo informe

Fuente del estudio The Hong Kong Polytechnic University

En un reciente estudio realizado por la Universidad Politécnica de Hong Kong (PolyU) y la Escuela de Medicina de Harvard, se anuncia que correr en zapatillas minimalistas puede aumentar el volumen muscular de la pierna y el pie, lo que indica su posible aplicación en los programas de rehabilitación.

El Dr. Roy Cheung, profesor adjunto en el Departamento de Ciencias de la Rehabilitación de PolyU, junto con su equipo, concentró a 38 corredores, con una edad media de 35 años, de los clubes locales de atletismo. Los participantes, 21 varones y 17 mujeres, han estado practicando atletismo durante seis años como promedio, con sus zapatillas tradicionales de atletismo (ZTA), calzado con ángulo de caída de retro a antepié mayor de 5 mm, almohadilla de acolchado adicional y soporte artificial para el arco.

De entre los 38 participantes, 20 corredores serían seleccionados al azar para conformar un grupo experimental dentro de un programa de entrenamiento de seis meses. Al principio, a cada participante se le dio un par de zapatillas de correr minimalistas (ZCM) y un programa de auto-monitorización que incluía ejercicios de transición con regímenes de ejercicio transicional como los fortalecimientos de las pantorrillas y el entrenamiento del equilibrio. Las ZCM utilizadas en este estudio contaban con una parte superior delantera abierta hecha de tejido elástico, cinco compartimientos separados para los dedos, una palmilla plana, ningún apoyo amortiguador en la entresuela ni bajo el arco longitudinal interno, y una suela exterior uniforme de 3 mm. Los otros 18 corredores del grupo de control recibieron el mismo programa de entrenamiento para correr con sus propias ZTA.

Se invitó a cada participante a someterse a un escaneo de imágenes por resonancia magnética (IRM) para la medición de sus músculos de piernas y pies, antes y después de la prueba de seis meses. El grupo experimental mostró significativamente mayor volumen de pierna y pie. El volumen medio de los músculos extrínsecos del pie (MEP) que recorren desde la pierna hasta el pie, aumentó desde alrededor de 25,100 mm3 / kg hasta alrededor de 27,000 mm3 / kg, un incremento del 7,05%, y los músculos intrínsecos del pie (MIP) entre el talón y los dedos, aumentaron desde 4,600 mm3 / kg, a cerca de 5,000 mm3 / kg, aproximadamente; un aumento del 8,8%.

Cuando se agrupasen los músculos del antepié y retropié en el grupo experimental, el crecimiento muscular del pie había sido aportado, en lo principal, por la musculatura del antepié, y no por la del retropié. El volumen medio de antepié y retropié se incrementó en un 11,9% y 6,6%, respectivamente. En contraste, el volumen de los músculos de la pierna y el pie en el grupo control permaneció sin cambios.

El estudio también encontró una correlación positiva entre el cumplimiento de los participantes ZCM y los cambios en el volumen muscular de la pierna. Cuanto más obedientes fueron los participantes ZCM, mayor resultó el  crecimiento del volumen muscular de la pierna.

El equipo de investigación explicó que como las MRS proporciona una amortiguación mínima y ningún soporte mecánico a los arcos del pie, los músculos extrínsecos e intrínsecos que actúan como importantes estabilizadores del arco del pie, experimentarían mayores demandas de fuerza. El crecimiento volumétrico de los MEP también puede deberse a la mayor tensión y generación de fuerza en los músculos posteriores de la pantorrilla medial, cuando se corre en ZCM.

Además, el aterrizaje de mediopié/ antepié, impone más estímulos al antepié,  especialmente sobre las articulaciones metatarso-falángicas. Por lo tanto, los músculos responsables del movimiento en las articulaciones metatarso-falángicas, resultan favorecidos con este tipo de aterrizaje.

El estudio mostró que la transición a la carrera minimalista, fortalecía a los componentes musculares de la planta del pié, lo que indica su posible aplicación en algún programa de rehabilitación. En lugar de centrarnos en las ortesis plantares podológicas, podríamos hacer “hincapié” en las guías clínicas actuales para el tratamiento de las lesiones relacionadas con los músculos del pie débiles. El estudio del doctor Roy Cheung revela que correr en zapatillas minimalistas puede aumentar el volumen muscular de pierna y pie. 

Minimalista PolyU