Para podólogos

Imprimir

Un rescate de Keller Brandes

Escrito por Aycart. Publicado en Aún hay más

Ana Maestro KellerPaciente de 63 años, Neus. Alguien le realizó una modificación de Keller en 1987 que ha terminado en recidiva de la lesión y con dolor residual en una paciente laxa y pronadora con colapso del mediopié. El ángulo inter-metatarsiano resulta parcialmente reducible de forma manual.

Mi amiga Ana Maestro me invita a colaborar en la intervención y aprovecha para proponerme evitar la fijación, que sabe hubiera sido mi primera opción. Salimos de dudas en la exploración compartida de la paciente. Habrá fusión y con la menor complejidad posible, dos agujas de Kirshner cruzadas. La evidente desmineralización radiológica principia mis intenciones, y gana la voluntad de Ana.

La intervención consiste en el refresco cicatricial del Keller en la falange, redondeándola para su posterior yuxtaposición frente a la cabeza metatarsiana que habrá sido limpiada en su zona de contacto hacia distal de todo resto cartilaginoso con la ayuda de gubia de hueso, nos gusta esta herramienta, al ser manual evita el efecto térmico que produce la sierra oscilante, y mejora el pronóstico de viabilidad para la fusión que buscamos.

Después de confrontar los componentes de la artrodesis planteamos la posición en que deba quedar el fragmento distal de la fusión, que será en ligera flexión dorsal y lateralización respecto al eje metatarsiano.

Una aguja temporal sujeta en posición a los fragmentos para,  de tal guisa, realizar una radiografía que nos confirme la yuxtaposición correcta de las partes. A renglón seguido, dos agujas cruzadas fijarán en posición los fragmentos.

En el plano sagital las agujas serán casi paralelas. En los planos transversal y frontal, cruzadas. Términos constatables en las radiografía que habremos realizado al efecto.

Las agujas serán dobladas en uno de sus extremos, ello impedirá su migración y facilitará la extracción si llegara a ser necesaria.

Para finalizar, se cierra por planos del modo de preferencia.

Con el permiso y nuestro agradecimiento a la compañera Ana Maestro Perdices. 2013