Para podólogos

Imprimir

Los lastres de los tobillos mejoran la marcha en los niños con síndrome de Down

Escrito por Aycart. Publicado en Aún hay más

sdLeímos para usted

Por Larry Hand, escritor en Massachusetts.

El añadir una carga en el tobillo durante la caminata en tapiz rodante mejora de modo importante la cinética de la marcha en los niños con síndrome de Down (SD), es posible que ello se deba a un mejor acoplamiento de los flexores plantares del tobillo, según propone un estudio de la Universidad Estatal de Georgia, en Atlanta (EEUU).

Jianhua Wu, doctora en Medicina y profesora asistente de kinesiología y salud en la Universidad Estatal de Georgia y el coautor Toyin Ajisafe, estudiante de grado, investigaron los efectos de la velocidad de la marcha y el lastrado externo de los tobillos sobre los efectos cinéticos de la marcha encima de un tapiz rodante en preadolescentes con síndrome de Down (SD) y un grupo control de niños con desarrollo típico.

Participaron en el estudio 10 niños con SD y 10 niños con desarrollo normal (ocho varones en cada grupo y una edad promedio de 9 años) en pruebas de esfuerzo realizadas a dos velocidades (75% y 100% de la velocidad de marcha preferida), y dos situaciones de carga de tobillo (sin carga en el tobillo o con carga de tobillo igual al 2% del peso corporal del participante). La carga de tobillo añadida mediante el uso de pesas de 500 gramos de una tienda de artículos deportivos, pretendía crear un aumento del 39% en el momento de inercia de la pierna en cada cadera.

Los investigadores instruyeron a los niños para que caminasen en la cinta sin poner sus manos en los pasamanos, y se produjo aliento verbal a los niños con síndrome de Down, según fuese necesario, durante las pruebas. Los investigadores utilizaron un sistema de captura de movimiento de siete cámaras para recopilar datos cinéticos y cinemáticos, pero, para este estudio, se analizaron sólo los datos cinéticos.

En comparación con los niños con desarrollo típico, los niños con síndrome de Down tuvieron una duración más corta de la propulsión durante el despegue, un pico de fuerza reactiva del suelo (FRS) menor, y menor también el impulso propulsivo vertical, la tasa de carga fue superior, y la velocidad de descarga fue  inferior. La magnitud del segundo pico de FRS en los niños con SD fue menor que el peso corporal, esta característica se asocia a niños con un desarrollo normal en edades más tempranas, que tienden a utilizar los músculos extensores de la cadera durante el despegue en vez de los músculos flexores plantares del tobillo.

El caminar a una velocidad más rápida ayudó a los niños con SD a mejorar la duración de la propulsión, el impulso de propulsión vertical, y la velocidad de despegue, pero el segundo pico de FRS, en realidad se redujo más aún. Sin embargo, la carga del tobillo externo añadido ayudó a aumentar el segundo pico de las FRS, así como el impulso de propulsión vertical, lo que sugiere que los lastres ayudaron a los niños a acoplar los flexores plantares del tobillo incluso a velocidades más rápidas. Los hallazgos fueron publicados en enero en Gait & Posture.

"La inclusión de carga externa al tobillo podría ser un enfoque prometedor para el fortalecimiento de los músculos de la pierna y la obtención de un más potente despegue en las personas con síndrome de Down", escribieron los autores.

"Los niños con síndrome de Down tenían poca experiencia en caminar sobre un tapiz rodante antes de este estudio", dijo Wu. "Sin embargo, la mayoría de ellos se manejaron con éxito en el tapiz rodante de dos velocidades, lenta y rápida. Sorprendió a sus padres el descubrir que su hijo podía caminar en una cinta sin sostenerse en el pasamanos. Creo que, con la administración cuidadosa y una supervisión adecuada, podemos utilizar ciertos paradigmas tales como la caminata en tapiz rodante para ampliar el repertorio motor de los niños con síndrome de Down".

Esto podría ayudar a los niños con síndrome de Down en más que el nivel físico, dijo Wu.

"Un mayor nivel de capacidad motora tendrá, con certeza, a los niños con síndrome de Down más dedicados en la actividad física y el deporte. Esto puede beneficiar a estos niños no sólo en el nivel de la salud física, sino también en los niveles psicológico y mental", dijo.

Kathryn Martin, fisioterapeuta, profesora y doctora en Terapia Física del programa de Terapia Física en la Escuela Krannert de Fisioterapia de la Universidad de Indianápolis, en Indiana, dijo que el estudio pone de relieve una posible manera de mejorar la fuerza y aumentar la actividad física en niños con SD.

"En mi opinión, no podemos corregir la hipotonía o la laxitud ligamentosa, pero podemos mejorar la fuerza; y esto debe ayudar a disminuir las compensaciones. El añadir carga al tobillo es una manera de mejorar la fuerza", afirma Martin.

Sin embargo, señaló que el uso efectivo de la tecnología del tapiz de marcha en esta población de pacientes puede ser un reto para algunos médicos.

"Los niños con síndrome de Down tienen siempre algún grado de discapacidad intelectual", dijo. "Motivarles a caminar en una cinta puede ser más difícil que para los niños con un desarrollo normal, ya que la tarea puede no ser significativa para un niño con síndrome de Down. Los fisioterapeutas tienen que encontrar las maneras de hacer este tipo de actividades divertidas con el fin de animar a un niño con síndrome de Down a participar".

Fuente
Wu J, Ajisafe T. Kinetic patterns of treadmill walking in preadolescents with and without Down syndrome. Gait Posture 2014:39(1):241-246.

SD link