¿Cómo trabajamos?

Publicado en Inicio

Nuestro protocolo de trabajo

Para ofrecerle la mayor eficacia de tratamiento es por lo que en el momento de la cita previa realizamos preguntas como si se trata de la primera vez que acude a Ortocen y con qué motivo precisa de la atención del podólogo.

Cuando acude a la consulta por primera vez le recibimos con un escrito de bienvenida en el que, después de presentarnos, informamos de los servicios a su disposición y sobre las preguntas que le formularemos para confeccionar una historia clínica básica.

El tercer paso de nuestro protocolo de trabajo consiste en explicar los hallazgos de patología y consiguientemente solicitar su autorización para tratamiento; cuando el contenido del mismo va más allá de los cuidados de rutina (quiropodia), solicitaremos que firme un escrito de “consentimiento informado”.

Con antelación a los tratamientos quirúrgicos, recibirá un escrito de recomendaciones; al igual, tras dicho tratamiento, e igualmente por escrito, recibe las recomendaciones (posoperatorio) a tener presentes hasta el día de alta. 

Por último, siempre sugerimos revisiones hasta la fecha del alta y un año más tarde, para valorar la evolución del problema que sufre.

Cirugía breve y cirugía programada

En ocasiones nos consultan por dolor en una uña o por una lesión en la piel, entre otros diagnósticos posibles; la razón de estas quejas puede ser la uña encarnada, una callosidad en el surco de la uña, un papiloma o un cuerpo extraño; en estas ocasiones es posible resolver definitivamente el origen de la queja con una pequeña intervención tras aplicar anestesia local. Estos tratamientos podemos realizarlos de inmediato, ya que son de muy corta duración; por ello hablamos de “cirugía breve”, y siempre tenemos el instrumental estéril que es necesario.

Cuando recomendemos tratamiento quirúrgico que necesita un tiempo superior al reservado para la consulta, demanda la esterilización y selección de instrumental, requiere preparación previa del paciente y el consentimiento informado (autorización para el tratamiento), habrá que fijar una fecha para este tratamiento; estaremos hablando de “cirugía programada”.

Protocolos: